Nuestra casa Rural

Este es el blog de Casa Lanau de Latorrecilla.
Fotos, viajeros, opiniones, proyectos, el día a día, etc.
Queremos compartir el trabajo y la ilusión que hay detrás de cada paso que damos y cada día que vivimos en este pequeño paraíso terrenal de los Pirineos de Huesca.
Gracias por elegirnos.

martes, 23 de abril de 2019

Pequeño paseo fotográfico

 23 de abril. Día de Aragón. Jornada tranquila dedicada a casi nada. Descanso sin más pretensiones. Despedimos clientes. Recibimos a otros. Luisa se encarga de todo. Rutina. Llueve lo suficiente para no molestar. Permite un paseo sin  prisas por algunos lugares de Latorrecilla.  La idea es probar la cámara de un  teléfono recién estrenado.
Algunas fotos del paseo.


















domingo, 20 de enero de 2019

La fiesta de invierno en Latorrecilla

Hoguera de San Antón en Latorrecilla


La fiesta de invierno en Latorrecilla es el 17 de enero, San Antón. El día del santo, oficios religiosos en la ermita y el fin de semana más próximo hoguera.
La preparación de la leña requiere de la participación de casi todos los vecinos, con tractores y  buenos brazos  para acarrear y apilar. Cada año más leña, cada vez más alta la pira.
Este año  nos hemos reunido un buen grupo de gentes. Vecinos, amigos, clientes del turismo rural.
Leña abundante para una gran cantidad de brasa, una buena aportación de viandas que cada uno lleva a su criterio y disposición, todo junto hace de la hoguera de San Antón de Latorrecilla  una fiesta por todo lo alto. Entrañable, familiar, improvisada.  Esto último, lo de improvisada,  no tanto, se lleva haciendo así  muchos años, antes de que ninguno de los que ahora participamos hubiéramos nacido.

Cazuela con chocolate, cerca de las brasas.
Vecinos, amigos, clientes del turismo verde de Huesca.


domingo, 6 de enero de 2019

Nuria, Sandra, Laura y Ariadna.

Son de Barcelona y han estado unos días en Casa Lanau de Latorrecilla, municipio de Ainsa.
Han visitado el Valle de Pineta, Boltaña, la Villa de Ainsa,  la senda de Cazadores en el Valle de Ordesa,  Torla y una escapada rápida hasta el valle de Benasque.
Cuentan que se lo han pasado super-bien en la comarca de Sobrarbe y en su visita a la comarca de la Ribagorza, y en nuestra casa rural sobre todo han conseguido lo que buscaban: Relajación.
El último día, por la mañana, antes de emprender viaje de regreso a Cataluña, hemos dado un paseo por Latorrecilla. Es un pueblo  con pocos vecinos pero a cada paso  que das encuentras señales de  otros tiempos en los que habitaban más vecinos y había mucha más actividad. Hoy, como en la mayor parte de los pequeños pueblos de nuestras montañas, se respira paz y tranquilidad, pero sería muy interesante que pudiera haber más oportunidades para que la gente joven se quede a vivir.
Casa Lanau  de Latorrecilla. Ainsa
Casa Lanau de Latorrecilla
Nuria, Sandra, Laura y Ariadna  volverán en primavera a conocer de cerca la vida de las abejas y,  a finales de agosto, a la fiesta mayor del pueblo. ¡ No se creen que se llene toda la plaza de gente bailando!
Casa Broté de Latorrecilla.
En el horno de Casa Broté de Latorrecilla. Huele a mondongo reciente.


Casa Lanau de Latorrecilla
Rellano de Casa Lanau

Puerta de la Iglesia de Latorrecilla

Casa rural Lanau
Fotos en la puerta de la casa rural Lanau. ¡Una tradición!

Una foto para el recuerdo en Casa Lanau
Iglesia de Latorrecilla.


sábado, 28 de julio de 2018

Salud y vacaciones

Casa Lanau de Latorrecilla. Ainsa

En el jardin de Casa Lanau de Latorrecilla . Ainsa.

Han estado alojados unos días de julio en Casa Lanau de Latorrecilla. Ya conocen el pirineo aragonés porque lo han visitado y recorrido en otras ocasiones. Proceden del sur de Francia, de la parte atlántica.
En esta ocasión han recorrido los Monegros, los pueblos de alrededor de Torreciudad, Alquezar, entre otros lugares.
Han conseguido llegar hasta la Cola de Caballo en el Valle de Ordesa y disfrutado de sus caudales de agua y senderos refrescantes.
Las tardes, cuando el sol se esconde despacio detrás de la Virgen de la Sierra, las han dedicado  a  merendar y jugar  a las cartas en el jardín de Casa Lanau.
De fondo, el macizo de Monte Perdido  y un amplio horizonte  para no pensar en nada.
Al despedirnos, hemos quedado en volver a vernos el verano que viene.
¡Salud y vacaciones!

domingo, 24 de junio de 2018

Finde en Latorrecilla

Casa Lanau de Latorrecilla. Grupo de amigos.

Han pasado el fin de semana en Casa Lanau de Latorrecilla. Son de Zaragoza y se van con ganas de volver. Han estado de visita a unos amigos en Pano, dedicados a la rehabilitación del pueblo. El sábado por la noche lo han pasado en el  Casco viejo de Ainsa.
Cuando llegaron el viernes no teníamos miel para ofrecerles. ¡ Toda vendida!
Cuando se marchan, podemos ofrecerles los primeros botes de la nueva cosecha.
También han probado los huevos de nuestras gallinas y alguno se ha decidido a salir a correr de madrugada por los alrededores.
¡ Un placer hacer deporte por estas caminos de montaña!

domingo, 3 de diciembre de 2017

Membrillos y nostalgias.



Los membrillos no se cogían del árbol hasta los días de navidad. Eso cuenta Luisa que decía su abuela Pilar, en Moriello de Sampietro.
Nosotros en Latorrecilla los hemos recogido un poco antes pero del suelo. Fuertes vientos han acabado por sacudir los membrilleros y acabar con toda la fruta en el suelo.
Unas cuantas cajas de membrillos ya están en el patio de Casa Lanau, esperando elegir de entre todos, los más hermosos. Los otros se los echaremos a los conejos y gallinas para que los aprovechen un poco, si les gustan.
El olor de los membrillos es muy singular, y a muchos nos trasporta  a una infancia llena de este olor amable y amarillo, con el calor y los cariños de abuelas y madres siempre riñendo para que dejáramos de hacer travesuras.
Ahora, una buena cazuela de trozos de membrillo y de manzana, con una cucharada de miel, hierve despacio en el fuego, y el aroma invade la cocina, llenándola de nostalgias.



jueves, 10 de agosto de 2017

Descansar, comer bien, pasear y reír. Reír mucho.

Encarna, Ivany, Ana y Julio  han pasado los primeros días de agosto en Casa Lanau de latorrecilla. El día de salir, ya de regreso a Badalona hacemos un resumen rápido de su vacaciones en el pirineo de Huesca. 
-Descansar. Comer bien. Pasear. 
-Reírnos mucho. Muchísimo. Aclaran.
-Hablar mucho de nuestras intimidades!
-Hemos visitado  Santa María de Buil, Boltaña, Ainsa. Recorrido Latorrecilla, Torla, Broto, Sabiñánigo.
-También nos hemos bañado en el río
-¿En bolas? les pregunto, con descaro, buscando un argumento contundente para recalcar que nuestros ríos del Pirineo de Huesca son estupendos para bañarse, y  a la vez disfrutar de cierta intimidad.
-Pues...de todo ha habido me dicen. Sin más datos.(Osea qué.....)
-Ah! Buena comida y buen precio. Todo hay que decirlo.
-Hemos hecho muchas fotos y  coqueteado con las golondrinas. Las llamas y asoman la cabecica por el nido.
-¡Tenéis una naturaleza preciosa!
_La gente en este pueblo es muy agradable. Hemos hablado con Pilar, con Reyes, ...
_ ¡Tenéis un hijo maravilloso! ¡Y muy guapo! ¡Vale por cuatro!
 Ivani es de origen brasileño y es pintora. Da cursos  en diferentes centros para iniciarse y perfeccionar  este arte expresivo. Nos cuenta que ella siempre pinta  con fotografías y aquí se ha decidido a  trabajar al aire libre.
La hemos visto  sacar el caballete y sus lienzos y abstraerse pintando en los prados,  frente a nuestras montañas.
Las magníficas luces de los amaneceres de agosto la han conquistado y sorprendido.
_ Es estupendo , pero muy diferente. ¡La luz es muy bonita pero cambia muy deprisa! Nos dice.

Nos hemos hecho la foto de costumbre en la puerta de casa Lanau  y han insistido en señalar los nidos donde habitan sus amigas las golondrinas, cotillas y bulliciosas, que por un momento, se han asomado a despedirlas.
Eso me ha parecido ver.

Casa Lanau
Señalando los nidos de nuestras amigas las golondrinas.


Guaso al fondo y la Peña Montañesa

En la puerta de Casa Lanau







lunes, 12 de junio de 2017

Pollitos pequeños


Ya tenemos los pollitos en el corral. Hasta ahora habían estado en una caja con una bombilla. Salir al aire libre y que les de el sol les ha gustado.Crecen deprisa. Seguro que este verano vamos a tener más de un conflicto familiar.  Veremos cómo los más pequeños de nuestros clientes  quieren llevarse un pollito a sus casas. Los padres, como si lo viera, van a decir que no.
Prometemos imparcialidad. Y cada uno que resuelva como pueda.
Mientras tanto, nosotros vamos preparando cajitas, por si acaso.


sábado, 10 de junio de 2017

Gorrión precavido.


Este gorrión quiere pasar desapercibido, pero lo hemos pillado justo antes de entrar en el nido. Lo tiene escondido entre dos piedras de la pared, y entra por un hueco pequeño y disimulado. Lleva  alimento en el pico para dar de comer a sus polluelos.  Lo hemos visto. Nos a visto. Se lo ha pensado dos veces y ha decidido no entrar, por si acaso. ¡Anda que no son listos los gorriones!

lunes, 1 de mayo de 2017

Los gatitos de Casa Lanau de Latorrecilla.

Gatos de Casa Lanau
Los gatitos de Casa Lanau de Latorrecilla.
Se llaman "Boira" y "Guantes" y desde ahora mismo viven en casa Lanau. En realidad, acaban de llegar y este es el momento de la bienvenida, bajo la acacia, en el jardín. Están un poco sorprendidos, pero seguro que en pocos días, los sorprendidos seremos los demás, de cómo se espabilan y corren por todos los rincones de los bajos de la casa. Les hemos preparado un pequeño "alojamiento" para que sean independientes y vivan a su aire. Mientras tanto crecen, y después también, vamos a darles muchos mimos.

domingo, 22 de enero de 2017

Habéis estado de obras, sin saberlo.

No lo hemos dicho, pero estos últimos meses hemos estado haciendo algunas mejoras en la casa rural. En realidad habéis sido vosotros quienes habéis tenido en vuestra casa a los albañiles, carpinteros, herreros, pintores, fontaneros, electricistas, decoradoras, etc. Profesionales varios  que han puesto patas arriba, como se dice habitualmente, nuestra casa, vuestra casa rural. Casa Lanau de Latorrecilla. Los nervios, la ilusión y el mal  genio lo hemos ido llevando de la mejor manera posible. Pero os vamos a ahorrar esos detalles y os contamos con fotos algunos de estos cambios.






domingo, 3 de julio de 2016

¡Nada como ser jóvenes y estar enamorados de la naturaleza!


Jóvenes de Cantabria en Casa Lanau
Jóvenes de Cantabria en Casa Lanau de latorrecilla

¡Nada como ser jóvenes y estar enamorados de la naturaleza!
Este grupo de chicos y chicas vienen desde Cantabria y no conocían esta zona de los Pirineos de Huesca. Bueno, alguna de ellas, Cris,  ya había estado en otra ocasión, pero quería repetir.
Visita corta  pero muy intensa, llena de anécdotas para el recuerdo. Dedican un día entero a conocer  el Valle de Ordesa, excursión hasta la Cola de Caballo y regreso a casa  con toda la ropa y el calzado empapados.¡Vaya tormenta la que les cayó encima!
Botas y ropa, al radiador, ¡Hay que secar para el día siguiente!
La noche, para reponer fuerzas,  a cenar en Ainsa, una pizza en el casco antiguo.

El segundo día, deciden hacer otra excursión no tan larga pero que  también se las trae. Subir hasta la Basa la Mora,  haciendo la ruta desde el pueblo de Plan. Algo más de 3 horas.
Lo dicho, no hay como ser jóvenes y tener el cuerpo acostumbrado a las marchas por el monte. ¡Todo es posible!
Les sorprende la gran belleza del paraje. Alguien nos dice que..."¡No me quería marchar!"
Por la noche regresan al Casco Antiguo de Ainsa, y eligen la brasería Alberto. " Mucha comida, muy bien, muy a gusto" Nos comentan.
De regreso a casa Lanau, un buen rato de conversación animada por "Señorío de Lazan", un reserva clásico DO Somontano.
La quietud de la noche, las estrellas, la compañía... así les dieron hasta no se sabe las horas.
Antes de emprender viaje de regreso, hacen acopio de miel recién extraída, casi conserva el calor de la colmena.
A la hora de la despedida, unas fotos para el recuerdo y un rato de charla en el aula de naturaleza "Mis amigas las abejas".
Les avisamos al inicio, la conversación sobre estos insectos maravillosos es adictiva. Se sabe cuando empieza, pero nunca cuando finaliza. Siempre hay una curiosidad más. Y otra más.
Probablemente, al final de la mañana hayan preferido dejar para otra ocasión visitar el cañón de Añisclo.
Les quedan muchas cosas pendientes para ver, muchas rutas por hacer, han prometido regresar, y será un placer recibirles.

Otras notas:
Hemos comentado que vivimos en una zona donde  la naturaleza sorprende en cualquier momento. Pueden presumir de haber visto un tejón muy asustadizo, un  zorro que al final no se dejó fotografiar, una "fuina" sigilosa, o unas golondrinas que habitan en el patio de la casa rural.

(Gracias por vuestros escritos en nuestro libro de visitas)

Jóvenes de Cantabria bajo la morera de Casa Lanau.
Jóvenes de Cantabria bajo la morera de Casa Lanau.

Jóvenes de Cantabria visitan Mis amigas las abejas
Jóvenes de Cantabria visitan Mis amigas las abejas.